IUF logo; clicking here returns you to the home page.
UITA
Unificando los trabajadores agroalimentarios y de hostelería en todo el mundo


¡Terminar ya con la Represión Sindical – Defender a la Federación Indonesia de Trabajadores Azucareros!

Incluido en el sitio web de la UITA el 08-Aug-2005

Comparte este artículo con otras personas interesadas

photo



El día 1º de agosto, los miembros de la federación independiente de trabajadores azucareros manifestaron frente a la oficina de Yakarta de la Plantación PT Gunung Madu, el mayor complejo de caña de azúcar y molienda de Indonesia. Su campamento al aire libre fue acompañado por miembros de la federación de trabajadores de hoteles y turismo, afiliada a la UITA, así como respaldada por afiliadas de la UITA en 5 ciudades de EE.UU., Canadá, Australia y Nueva Zelanda (ver Reportaje).



Desde la caída de la dictadura militar en 1998, los/as trabajadores/as azucareros de Indonesia han procurado resueltamente librarse del puño dominante de los sindicatos amarillos de la era de Suharto, los cuales fueron impuestos por la fuerza después de 1965. La UITA ha intervenido intensamente con el proceso de construir sindicatos independientes en el sector. Veinticuatro sindicatos locales correspondientes a molinos privados y de propiedad estatal, plantaciones y destilerías de azúcar se unieron en febrero de este año para lanzar la nueva federación, que representa a más de 14.000 trabajadores/as. La federación resolvió afiliarse internacionalmente a la UITA (la afiliación fue aprobada en abril por la UITA). La reacción por parte de los empleadores y del gobierno fue brutal e inmediata.

En la convención de la fundación de la FSPM TG en febrero, fueron electos Daud Sukamto como Presidente y Legimin (al igual que muchos indonesios, él tiene un solo nombre) como Secretario General. Daud trabaja en la Plantación Gunung Madu en Lampung Central, Sumatra, el mayor complejo de caña de azúcar y molienda de Indonesia, que emplea cerca de 13.000 trabajadores/as en el período de máxima actividad. El 45% de Gunung Madu es propiedad del Grupo de Inversiones Kuok de Robert Kuok, con sede en Hong Kong, y el remanente está en manos de dos compañías controladas por la familia Suharto y sus compinches. Hasta marzo de este año, Daud dirigía el sindicato local en Gunung Madu.

El 14 de marzo, Daud – quien había anunciado en la convención que su sindicato local abandonaría la SPSI (organización sindical de la época de Suharto) para asegurar su independencia – fue suspendido de su cargo como directivo sindical por las autoridades del SPSI regional. Una semana más tarde, fue suspendido de su puesto de trabajo, un ejemplo típico de la confabulación de tres vías entre el empleador, el sindicato amarillo y el gobierno.

El apoyo gubernamental es necesario para reprimir a las organizaciones sindicales en Indonesia, dado que los empleadores deben solicitar autorización oficial para despedir a los/as trabajadores/as. La gerencia de la Plantación Gunung Madu quería el despido de Daud para debilitar al sindicato. La SPSI quería su despido porque un sindicato independiente le privaría su papel de hacer cumplir la disciplina laboral. Y el gobierno quería el despido de Daud, debido a que teme la independencia de los sindicatos y porque el propio gobierno indonesio es el dueño de una serie de plantaciones y molinos de azúcar, los cuales forman parte de los complejos agrícolas PTPN.

El despido de Daud fue ratificado en un dictamen de fecha 21 de junio del P4D de Lampung, el comité "tripartito" para la solución de conflictos, cuyos únicos integrantes laborales son representantes de los sindicatos amarillos. El P4D falló que Daud debería ser echado, a partir de fines de junio, por haber cometido una "grave mala conducta" al haber aconsejado en enero a los/as trabajadores/as de Gunung Madu que rechazaran la propuesta de la gerencia sobre el incremento salarial semestral. El P4D ignoró una sentencia de la Corte Constitucional del país respecto a que la ley que permite el despido por estos motivos era anticonstitucional y requería ser enmendada. Desconoció el testimonio de los/as trabajadores/as de la plantación en cuanto a que habían rechazado en forma casi unánime el aumento como inadecuado y que no necesitaron ninguna “incitación” específica por parte del sindicato. De la misma manera, ignoró el hecho que, bajo la presión del servicio de seguridad privada de la plantación, el sindicato había retirado rápidamente su recomendación inicial de rechazar dicho aumento. Desconoció igualmente una anterior declaración a la FSPM relativa a que la acusación de "grave mala conducta" no corresponde a su jurisdicción y era un asunto que el empleador solamente podría presentar en un proceso de corte criminal. También el P4D aceptó el alegato de los empleadores respecto a que el vínculo de Daud con la UITA demostraba pruebas adicionales de "grave mala conducta". Simplemente, como siempre lo ha hecho, el P4D dio su aprobación maquinal al despido.

Ninguna decisión del P4D de despedir trabajadores/as a solicitud del empleador ha sido jamás depuesta mediante el proceso de apelación.

Los/as trabajadores/as no sólo están combatiendo mediante la restauración de sus locales y su resistencia a la presión de la gerencia en el lugar de trabajo. El día 1º de agosto, un gran contingente de trabajadores/as azucareros viajó 16 horas en ómnibus a Yakarta. Acompañados por miembros de la FSPM – la federación de trabajadores de hoteles, restaurantes y turismo, afiliada a la UITA – ellos manifiestan ante las oficinas centrales de la gerencia de Gunung Madu, donde acamparon con el fin de destacar sus reclamos a favor de la reincorporación de Daud y el cese de la represalia sindical. La manifestación, efectuada frente a las oficinas del Gobernador y del Parlamento de Yakarta, atrajo la atención de los principales medios de prensa y difusión en Indonesia.

LA UITA ha entablado una queja contra el gobierno de Indonesia ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT, pero el proceso es lento. Los miembros de la UITA en EE.UU., Canadá, Australia y Nueva Zelanda demostraron su solidaridad, enviando delegaciones a las embajadas y representaciones diplomáticas de Indonesia el día 2 de agosto para apoyar la acción de Yakarta y reclamar un cese a la represalia sindical.

Es necesario que el gobierno sepa que las organizaciones sindicales y los defensores de los derechos apoyan internacionalmente a la FSPM TG, la federación independiente de trabajadores azucareros, la cual atraviesa una etapa decisiva en su lucha. Diríjase al gobierno de Indonesia para comunicarle que actúe ya con el fin de

  • ¡Restablecer a Daud Sukamto en su puesto de trabajo en la Plantación Gunung Madu!

  • ¡Cesar todo acoso contra la FSPM TG!

  • ¡Respetar el derecho democrático de todos los trabajadores indonesios de afiliarse al sindicato de su elección y de negociar colectivamente sin ser intimidados!




Ejemplo para enviar un mensaje en inglés:


To: Mr. Fahmi Idris, Minister of Manpower and Transmigration
Fax: +62 21 7974488

enviar copia a

The Minister of State-Owned Companies
Fax: +62 21 34831778

Mr. Jimmy Mahsun, General Manager, Gunung Madu Plantation
Plantation office fax: +62 725 561800
Head office fax: +62 21 3142159

Dear Sir,

Trade union representatives of employees at the privately-owned Gunung Madu Sugar Plantation in Central Lampung, Southern Sumatra, and the state-owned enterprises PTPN X and PTPN XI founded an independent trade union federation in February this year, the FSPM TG, in conformity with all legal requirements. Since the federation was established, there has been an ongoing campaign of harassment and intimidation against union members and officers.

FSPM TG Pesident Daud Sukamto was fired from his job, at the request of the Gunung Madu management, on June 21 after having been suspended almost immediately following his election as FSPM TG President. The decision to authorize his dismissal was taken by the Lampung P4D in violation of the Constitutional Court ruling earlier this year that the legal arguments for dismissal cited by employers in cases like this were unconstitutional. The relevant sections of the Manpower Act, however, have not been revised in accordance with the ruling of the Constitutional Court, and the case of Daud Sukamto indicates that politically motivated dismissals in fact continue. Daud was fired, as the employers themselves indicated in their presentation to the P4D, for attempting to exercise his legitimate mandate as a trade union representative on behalf of the Gunung Madu employees in negotiations for a wage increase. Dismissal on these grounds is a flagrant violation of Indonesia's obligations under international treaty law.

Workplace unit local unions at PTPN X have also been ceaselessly harassed by management. Under management pressure, workplace union representatives have resigned from the FSPM TG, obliging workers to reconstitute their local unions and reaffirm their support for FSPM TG, a process which is now under way. PTPN X management has also transferred FSPM TG General Secretary Legimin from his job in a sugar mill to the head office in Surabaya, a move which is widely viewed by industry employees as part of an ongoing pattern of anti-union intimidation.

We urge your government to immediately take all necessary action to assure that these rights violations are halted and industrial relations in the sugar industry are established on a new foundation of respect for international standards and democratic norms. Reinstatement of Daud Sukamto to his job at Gunung Madu and an end to all forms of harassment and intimidation against FSPM TG members and elected officers are the standards by which we will measure progress in this area.

Yours sincerely,

Solicitamos enviar copias de vuestros mensajes a la UITA a: [email protected] (o por el fax +41 22 793 22 38) y a la oficina de la UITA en Indonesia a: [email protected]