Home

Irán: ¡Trabajadores azucareros de Haft Tapeh luchan por salarios, pensiones y derechos!

19 July 2017 Urgent Action
Versión para impresora

Los trabajadores de la gigante plantación de caña de azúcar Haft Tapeh y el complejo molinero de la sureña ciudad de Shush siempre tuvieron que luchar por salarios y derechos. En 2008, los trabajadores formaron un sindicato independiente, afiliado a la UITA, tras una huelga de 42 días para reclamar atrasos salariales de larga data. Los dirigentes sindicales han sufrido detenciones, cárcel y listas negras. Los trabajadores y el sindicato se enfrentan de nuevo a represión mientras se manifiestan en reclamo por enormes atrasos de salarios y beneficios.

Las condiciones se han agravado desde que la empresa fue privatizada mediante una turbia operación en 2015 cuyos detalles nunca se sacaron completamente a la luz. Desde octubre del año pasado, los trabajadores han tenido que ir varias veces a huelga y manifestarse para exigir el pago de salarios y beneficios, la manifestación más reciente fue en junio de este año. A miles de trabajadores no se les ha pagado salarios durante dos y hasta cuatro meses. Las prestaciones de pensiones se suspendieron en los últimos meses porque la empresa no ha realizado los pagos al régimen estatal de seguridad social. Más de la mitad de los trabajadores de plantaciones y molinos no tienen contratos de trabajo permanentes y viven en inseguridad permanente. Los trabajadores actuales, los jubilados y sus familiares han sido acosados y amenazados con el cierre de la empresa si continúan exigiendo sus derechos; en forma rutinaria se persigue y despide a trabajadores, y se los mantiene bajo vigilancia constante de las fuerzas de seguridad.

HaftTapeh17072017mailing

Los trabajadores de Haft Tapeh y su sindicato exigen el pago total de los atrasos en los salarios y beneficios; reconocimiento del sindicato como representante legal de los trabajadores; y el retorno de la empresa a propiedad del estado.

PULSE AQUÍ para enviar un mensaje a las autoridades iraníes en respaldo de las reivindicaciones de los trabajadores.