Home

Trabajadores y trabajadoras hortícolas de Nueva Zelanda conquistan el derecho al agua potable

23 August 2017 News
Versión para impresora

El sindicato FIRST, afiliado a la UITA, se sorprendió al descubrir que a las personas que trabajaban en huertas de kiwi en el norte de Nueva Zelanda se les negaba el acceso al agua potable. Cuando pedían agua potable, se les decía que podían beber agua de riego, que no es apta para el consumo humano, de un grifo situado junto a retretes que no están conectados a un sistema de saneamiento.

Turners and Growers, filial del grupo alemán de servicios y comercio internacional BayWa, respondió inicialmente al reclamo de agua potable de los sindicatos defendiendo su oferta de agua de riego para empleados y empleadas.

Sin embargo, a través del sindicato los trabajadores insistieron en que se respetara el derecho universal al agua potable, y la compañía ya instaló filtros en cinco ubicaciones del lugar.