Home

Acción sindical sobre eliminación de la violencia contra las mujeres

22 November 2017 Editorial
Versión para impresora

StopViolenceAgainstWomenLas mujeres son constantemente víctimas de violencia en el lugar de trabajo, desde el acoso sexual a las agresiones físicas. La violencia real o en forma de amenaza contribuye a la sistemática discriminación de género que domina nuestros lugares de trabajo y nuestras sociedades. El 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, es una oportunidad para que las organizaciones sindicales de todo el mundo se movilicen de forma activa contra todas las formas de violencia de género, en especial en el lugar de trabajo, donde los sindicatos pueden desempeñar un papel decisivo.

A pesar de la creciente acumulación de pruebas que confirman la enorme frecuencia del acoso, maltrato y violencia en el trabajo, muchos gobiernos y empleadores continúan rechazando la iniciativa de elaboración de un Convenio internacional contra la violencia de género en el lugar de trabajo, que se presentará a discusión en la reunión de junio de la Conferencia internacional del trabajo de la OIT. Los sindicatos deberán organizar la presión pública para garantizar que esto se lleve a cabo. Pero también es necesario que saquen el tema a la calle y al lugar de trabajo.

El reciente 27° Congreso Mundial de la UITA ‒donde los delegados varones prometieron colectivamente poner fin a la violencia contra las mujeres‒ adoptó una resolución de cese de la violencia de género en el lugar de trabajo, de manera unánime.  Los sindicatos resolvieron otorgar prioridad y urgencia a la cuestión, trabajando para documentar y difundir toda la dimensión de la violencia de género, llevar el tema a la negociación colectiva con los empleadores y a la acción política, inclusive generando apoyo en el ámbito nacional para obtener un Convenio de la OIT, que brinde un marco jurídico internacional. El Congreso también exhortó a las afiliadas a lograr la implementación de los acuerdos internacionales sobre prevención del acoso sexual firmados con Unilever  y Sodexo,  y a trabajar en pro de acuerdos similares con otras compañías multinacionales de nuestros sectores.

La lucha contra el acoso sexual y otras formas de violencia de género en el lugar de trabajo ha sido por muchos años uno de los temas prioritarios de las mujeres integrantes de la UITA, a nivel mundial. El manual sobre igualdad de género de la UITA de 2007 estipula: ‘El acoso sexual no es un asunto “personal”; ni es un tema “de las mujeres”; es maltrato y no debe tolerarse, venga de quien venga; de lo que se trata, al combatirlo, es del derecho de todos los trabajadores y trabajadoras a estar libres de hostigamiento y, en consecuencia, es un tema sindical’.

Por lo tanto, el 25 de noviembre es el día en que exhortamos a las organizaciones sindicales de todo el mundo a movilizarse y proseguir con la lucha de manera continuada. El 25 de noviembre, la región Asia Pacífico de la UITA enfatiza en una Declaración  (existe sólo en inglés): “Debemos tomar medidas globales y de amplio alcance que obliguen a los gobiernos, empleadores y a nuestros propios miembros a poner fin a toda forma de violencia contra las mujeres”.