Home

Irán: solidaridad frente a la represión

9 January 2018 Editorial
Versión para impresora

Miles de iraníes en todo el país tomaron las calles cuando el año 2017 llegaba a su fin para desahogar su frustración y enojo por la pobreza, la brutalidad y la corrupción que arruinan sus vidas. Al menos 20 manifestantes han sido asesinados y, según los informes, más de mil personas están detenidas, lo que puede suponer posible encarcelamiento, abuso y tortura. Las manifestaciones se han detenido, al menos por el momento, pero las detenciones continúan.

¿Qué impulsa las protestas? Las fuerzas de seguridad, que solo pueden distinguir entre obediencia y sedición, culpan a "enemigos extranjeros". Los periodistas y propagandistas que ven todo a través del prisma de las rivalidades regionales y de las superpotencias tampoco tienen idea.

Ninguno de los informes de los medios habla de manifestaciones en Haft Tapeh, Shush, sede del gigante complejo de plantaciones y molinos de azúcar  donde los trabajadores han estado en huelga y se han manifestado desde principios de diciembre (y estaban bloqueando carreteras en apoyo de sus demandas el verano pasado). Pero Shush es un microcosmo de todo lo que ha llevado a la gente a las calles.

Van seis meses desde que los trabajadores de Haft Tapeh cobraron por última vez. Las panaderías y comercios de la ciudad se enfrentan a la ruina y dejaron de vender a crédito. El hambre acecha a una ciudad moribunda.

Nadie puede explicar cómo dos jóvenes desconocidos sin experiencia en el procesamiento de alimentos llegaron a poseer la fábrica, los campos y los inmuebles circundantes en una tenebrosa privatización. Y nadie puede explicar a dónde se ha ido el dinero que debería haberse pagado al plan de seguridad social del gobierno, dejando a miles de pensionistas hambrientos y desamparados.

¿Qué deberían hacer los sindicatos en respuesta a un régimen autoritario cuyo único reflejo es la represión y la tentación que la situación ofrece a los gobiernos fundamentalmente hostiles a los derechos laborales para aprovechar esta oportunidad y agitar las aguas? Junto con nuestros aliados podemos apoyar mejor la lucha de los trabajadores iraníes por los derechos centrándonos en defender a todos aquellos en Irán que están trabajando valientemente para construir organizaciones independientes de trabajadores: los trabajadores de Haft Tapeh, los trabajadores del transporte de Teherán, los miembros y activistas de la Asociación Iraní de Maestros, los activistas por los derechos laborales como el panadero Mahmoud Salehi y muchos otros defensores de los derechos humanos que luchan en duras condiciones.