Home

Brasil: otro trabajador rural y defensor de derechos asesinado

22 January 2018 News
Versión para impresora

ResplandesResplandesLa cantidad de víctimas de la violencia contra trabajadoras y trabajadores rurales, campesinos, campesinas y todos los defensores de los derechos humanos, la lucha por la tierra y los derechos de los pueblos indígenas en Brasil continúa en aumento. El 9 de enero, el activista rural y militante por la reforma agraria Valdemir Resplandes fue asesinado por hombres armados en Anapu, la ciudad del estado de Pará donde la monja activista estadounidense Dorothy Stang fue asesinada en 2005.

La bancada ruralista de Brasil, el lobby de los agronegocios cuyos votos en el Congreso ayudan a sostener al presidente Temer, ha perseguido agresivamente su agenda destinada a reducir los derechos a la tierra y las protecciones legales para pequeños agricultores y comunidades indígenas para alimentar sus apetitos en expansión. La impunidad protege a los perpetradores de la violencia.

En septiembre de 2017, tras los asesinatos de Terezinha Ríos Pedrosa y su esposo Aloísio da Silva Lara, trabajadores rurales, líderes campesinos y cooperativistas en el estado de Mato Grosso, la Regional Latinoamericana de la UITA dirigió una carta a las autoridades brasileñas, preguntando hasta cuándo los dirigentes sindicales y campesinos y los defensores del medio ambiente continuarían siendo asesinados con impunidad. No hubo respuesta.

A fines de octubre de 2017, la Comisión Pastoral de Tierras de la Iglesia Católica ya había registrado 63 asesinatos selectivos en zonas rurales, más que cualquier año desde 2003.