Home

Las afiliadas estadounidenses de la UITA condenan la criminalización de trabajadoras y trabajadores migrantes

26 June 2018 News
Versión para impresora

Las afiliadas estadounidenses de la UITA han expresado su indignación por las acciones del Organismo de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por su sigla en inglés) que detuvo a 146 trabajadoras y trabajadores en redadas en una planta procesadora de carne porcina de Fresh Mark en Salem, Ohio, donde los trabajadores  y trabajadoras están afiliados a RWDSU/UFCW. Las trabajadoras y los trabajadores migrantes que corren el riesgo de ir a juicio y ser deportados son en su mayoría de Guatemala y se han establecido con sus familias en Ohio.

Las redadas fueron condenadas por el Presidente de UFCW Marc Perrone (en inglés) quien pide un cambio inmediato en las políticas que "están creando un clima de temor en el que los trabajadores y trabajadoras de todo el país tienen demasiado miedo de defender sus derechos, denunciar robo de salarios, condiciones laborales peligrosas y otros problemas laborales".

Stuart Appelbaum, Presidente de RWDSU/UFCW declaró una campaña de resistencia (en inglés): "Nuestro sindicato no defenderá la violencia contra los inmigrantes, no defenderemos desgarrar a las familias y no defenderemos las aterradoras tácticas de la Administración Trump".

En una declaración de solidaridad (en inglés), James Hoffa, presidente general de Teamsters se comprometió a que su sindicato "se expresaría en apoyo de los afiliados sindicales que trabajan arduamente y su derecho a un lugar de trabajo justo y seguro". El ataque a los trabajadores tiene que parar ya".

La prioridad inmediata para RWDSU, UFCW es proporcionar asistencia a los miembros afectados y sus familias.