Home

¡Cero derechos! - La agresión antisindical aumenta en Coca-Cola Bandung Indonesia

14 November 2018 News
Versión para impresora
La gerencia de la planta embotelladora de Coca-Cola en Bandung, Indonesia, está intensificando la represión contra el sindicato independiente y democrático de la planta. Tras las medidas disciplinarias del 19 de octubre contra el presidente del sindicato Sovi Fradina, quien ahora corre el riesgo de un despido inmediato en represalia por informar a los miembros de sus derechos legales, la gerencia despidió a tres dirigentes sindicales y dos miembros activos por rechazar la participación en lo que la gerencia presentó como un plan de reducción de personal «voluntario».
El 26 de octubre, el sindicato rechazó la propuesta de reducción de personal de la gerencia, argumentando que existían otras alternativas. El 9 de noviembre, cinco miembros del sindicato, entre ellos el secretario general, el secretario general adjunto y el oficial de comunicaciones, recibieron cartas que indicaban que los despedían en el marco de un programa voluntario de reducción de personal y solicitándoles que enviaran las cartas firmadas antes del 12 de noviembre. También se enteraron de que no estaba programado que trabajaran la semana del 12 de noviembre. Cuando el sindicato respondió que los miembros rechazaron los despidos, a los cinco les entregaron nuevas cartas que indicaban que los despedían como parte de un programa de 'eficiencia' y si se negaban a firmar no recibirían pago por despido. Una sola persona, además de los cinco miembros del sindicato, fue despedida, por motivos médicos, dejando en claro la intención discriminatoria de este último ataque a los derechos sindicales.
Los cinco afiliados sindicales se presentaron a trabajar el 12 de noviembre y, con el apoyo del sindicato, se han negado a abandonar la planta. La UITA está organizando solidaridad y apoyo a través de la federación independiente de sindicatos de trabajadores de la alimentación.
Bandung

Siete sindicatos afiliados a la Federación independiente de sindicatos de trabajadores de la alimentación, FSBMM, se manifestó frente la planta el 13 de noviembre en apoyo de los miembros victimizados del sindicato.