Home

Por presiones se revoca la certificación de comercio justo a los melones antisindicales de Fyffes

27 December 2018 News
Versión para impresora

En respuesta a la presión organizada, Fair Trade USA, ha revocado la certificación de comercio justo a los melones que se venden en Estados Unidos, producidos por Fyffes, la gigante irlandesa de frutas frescas, en sus plantaciones de Suragroh en Honduras.

Los trabajadores y trabajadoras de Suragroh-Fyffes han enfrentado constantes represalias por afiliarse al STAS, el sindicato hondureño que organiza trabajadores en plantaciones de fruta, caña de azúcar y aceite de palma. Esfuerzos coordinados de organizaciones sindicales, incluidos la UITA y grupos de defensa de los derechos laborales, lograron que Fyffes fuera suspendida de la Iniciativa de Comercio Ético del Reino Unido en septiembre de 2017.

Sin embargo, los bien documentados antecedentes de represión sindical de Suragroh no lograron impedir a tiempo, antes de la cosecha, que Fair Trade USA certificara los melones de la empresa para la venta como productos de comercio justo en abril de este año.

Una carta abierta (solamente en inglés), enviada en noviembre de 2018 por organizaciones sindicales y de la sociedad civil nacionales e internacionales, pide a Fair Trade USA que revoque la certificación, señalando que "Fair Trade USA nunca debería haber certificado a Suragroh-Fyffes en primer lugar dada la cantidad abrumadora de evidencia pública que verifica las constantes prácticas discriminatorias de esas empresas. Al exhibirse la etiqueta de comercio justo de Fair Trade USA en productos provenientes de Suragroh, mientras que los trabajadores y trabajadoras eran intimidados y ocurría persecución a los sindicatos, Fyffes engañaba a sus consumidores a sabiendas. Al permitir que esto sucediera, Fair Trade USA es cómplice en el abuso a los trabajadores y trabajadoras de Fyffes y permite nuevas violaciones".

La UITA y su región latinoamericana han brindado apoyo continuo al STAS y continuarán luchando por los derechos y el reconocimiento del sindicato como medida fundamental de respeto a la libertad sindical.