Home

China: La libertad sindical es un derecho, no un delito

22 March 2019 Urgent Action
Versión para impresora

El gobierno de China continúa con la implacable represión a trabajadoras y trabajadores que intentar ejercer su derecho a la libertad de asociación. Más de 40 trabajadores, trabajadoras y otras personas que defienden los derechos laborales se encuentran actualmente en detención penal tras los esfuerzos de formar un sindicato en Jasic Technology en Shenzen a mediados del año pasado.

En julio de 2018, los trabajadores y trabajadoras que intentaban formar un sindicato en Jasic fueron despedidos del trabajo, golpeados por matones y puestos bajo custodia penal, con la complicidad activa de la organización sindical controlada por el estado ACFTU.

La represión ha estado en constante aumento desde entonces, activistas obreros y personas defensoras de los derechos laborales en Shenzen y en toda China presas y “desaparecidas”. A algunas de las personas detenidas se les ha negado la asistencia legal y el contacto con sus familias.

En China, trabajadores y trabajadoras continúan adoptando medidas colectivas en defensa de sus derechos básicos: las huelgas y paros han continuado en Shenzen y en otras partes de China a pesar de la represión contra los trabajadores y trabajadoras de Jasic.

Y la Confederación de Sindicatos de Hong Kong (HKCTU), único sindicato independiente en China, continúa defendiendo los derechos de los trabajadores y trabajadoras en el continente a pesar de las crecientes restricciones a los derechos democráticos en Hong Kong.

HKCTU lanzó una campaña en línea para presionar al gobierno a liberar a los trabajadores, trabajadoras y personas detenidas  ¡PULSE AQUÍ para apoyar la campaña!