Home

Expertos de la ONU instan a la OIT a reconocer las condiciones salubres y seguras en el lugar de trabajo como un derecho fundamental

19 June 2019 News
Versión para impresora

Un grupo de Relatores Especiales y Expertos Independientes de la Naciones Unidas instó a la OIT a reconocer el derecho a un lugar de trabajo seguro y saludable como uno de sus ‘Principios y derechos fundamentales en el trabajo’, cuya propuesta figura en el proyecto de documento de resultados del Centenario de la OIT, que actualmente es debatido en la Conferencia Internacional del Trabajo.

"Millones de trabajadores en todo el mundo padecen enfermedades y discapacidades debido a condiciones de trabajo inseguras e insalubres”, afirmaron los expertos en una declaración fechada el día 13 de junio (en inglés). “Se estima que aproximadamente dos millones de trabajadores mueren prematuramente cada año debido a un lugar de trabajo inseguro o insalubre".

"Las condiciones de trabajo seguras y saludables se han reconocido explícitamente bajo el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales desde 1966, como un aspecto fundamental del derecho a condiciones de trabajo justas y favorables. Sin embargo, a pesar del Convenio 155 de la OIT, el derecho a las condiciones seguras y saludables en el trabajo no se encuentran entre los "Principios y derechos fundamentales en el trabajo" reconocidos por la OIT."

Si bien los gobiernos y las empresas afirman repetidamente su compromiso con los Principios Rectores de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos, que abarcan el deber y la responsabilidad de proteger la salud y la seguridad de quienes trabajan, “algunos empleadores y sus organizaciones representativas están tratando de bloquear el reconocimiento del derecho a condiciones de trabajo seguras y saludables como uno de los derechos y principios fundamentales de la OIT, poniendo en tela de juicio el compromiso profundo del sector privado de respetar los derechos humanos".

"Hace mucho tiempo”, concluyeron los expertos, “que la OIT debería haber reconocido el derecho a condiciones seguras y saludables de trabajo como uno de sus principios y derechos fundamentales en el trabajo. El reconocimiento de la OIT es esencial para ayudar a poner fin a la explotación de los trabajadores que se ven obligados a elegir entre un salario y su salud. Sería un tributo adecuado a los millones de personas que han perdido la vida como resultado de esta decisión aborrecible."