Home

Es nuestra victoria – OIT adopta nuevas normas mundiales para combatir la violencia y el acoso en el mundo del trabajo

27 June 2019 Editorial
Versión para impresora

La UITA acoge con entusiasmo la adopción, el 21 de junio, de nuevas normas mundiales sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo. El Convenio y la Recomendación adoptados en la Conferencia Internacional del Trabajo de 2019 son el resultado de la constante movilización y presión de los sindicatos.

Sue Longley, Secretaria General de la UITA, comentó “Durante todo el proceso, el personal y las afiliadas de la UITA organizaron el cabildeo ante los gobiernos para que apoyaran el proceso y presionaran a las compañías para que dejaran registrado su apoyo. Este éxito les pertenece”.

Si bien los representantes de los empleadores intentaron restringir el contenido y la aplicación de los instrumentos, muchos gobiernos brindaron su apoyo, aunque Rusia se abstuvo en la votación final.  

El Convenio y la Recomendación ratifican que toda persona tiene derecho a trabajar sin violencia y acoso, vinculan esto con el derecho a la igualdad y la no discriminación y subrayan las razones de género detrás de la violencia y el acoso. El ámbito de aplicación del mismo garantiza la protección de las personas que trabajan en una gran variedad de situaciones (solicitantes de empleo, trabajadores en alojamientos proporcionados por el empleador, trabajadores que viajan a sus puestos de trabajo) en todas las ramas del empleo, formales o informales. También se reafirma el papel clave de la negociación colectiva en la adopción e implementación de tales enfoques inclusivos, integrados y con perspectiva de género, en la prevención y eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.  De particular importancia para las afiliadas de la UITA del sector hotelero es el reconocimiento en el Convenio de que trabajadores y trabajadoras deben estar protegidos de la violencia y el acoso de "terceros", incluidos clientes, usuarios y prestadores de servicios. Exhorta a los gobiernos, en consulta con trabajadores y empleadores, a identificar aquellos “sectores u ocupaciones y modalidades de trabajo en las que los trabajadores u otras personas concernidas estén más expuestos a la violencia y el acoso”. La Recomendación explica que estos deben incluir  a las personas que trabajan en entornos aislados como plantaciones y los trabajadores y trabajadoras del sector hotelero.

Una batalla particularmente dura fue la exitosa campaña para asegurar que el Convenio reconociera el impacto de la violencia doméstica en el mundo del trabajo. También exige medidas concretas de respuesta, incluso mediante la negociación colectiva.

Photo © Crozet / Pouteau