Home

Argelia: Organizaciones sindicales internacionales piden a la OIT que defienda a los sindicalistas que enfrentan una creciente represión

17 October 2019 News
Versión para impresora

En mayo de este año, la OIT emprendió una misión de alto nivel en Argelia en respuesta a violaciones sistemáticas del gobierno a los derechos sindicales básicos durante muchos años, violaciones reiteradamente señaladas por los órganos rectores de la OIT. Desde entonces, los ataques contra el movimiento sindical independiente se han intensificado a medida que las autoridades toman medidas enérgicas contra el movimiento democrático, en el que los sindicatos independientes han desempeñado un papel destacado.

El 4 de octubre, la UITA, junto con las organizaciones sindicales mundiales fraternas IndustriAll, la ISP y la CSI, pidieron al Director General de la OIT que interviniera ante las autoridades argelinas para garantizar la plena protección legal y física de quienes intentan ejercer su derecho a la libertad de asociación (pulse aquí para leer la carta - solamente en inglés) en un ambiente libre de violencia, acoso y amenazas. Entre otras demandas, la carta pide la liberación inmediata e incondicional "de todas las personas detenidas por su compromiso cívico y sindical".

Las protestas masivas semanales, las huelgas y las manifestaciones por la democracia han continuado desde que los militares desconectaron el apoyo vital a la presidencia de Bouteflika en marzo. Las fuerzas armadas, encabezadas por el teniente general Gaid Salah, ahora toman las decisiones mientras se esconden detrás de un ilegítimo "presidente interino" y tratan de manipular las elecciones anunciadas para diciembre. En los últimos meses, más de 100 sindicalistas, activistas cívicos y políticos fueron arrestados, interrogados y detenidos o encarcelados por "difamar a las fuerzas armadas" y "amenazar la unidad del país". El presidente y secretario general de la afiliada a la UITA SNATEG enfrenta una nueva ronda de pleitos punitivos (en inglés) lo cual podría tener como consecuencia años de prisión.

Las afiliadas de la UITA en Argelia, SNAPAP y SNATEG, se han puesto en la línea de fuego al demostrar su total solidaridad con todas las personas perseguidas y victimizadas por su compromiso democrático: periodistas, activistas políticos, defensores de los derechos, estudiantes y, por supuesto, sus compañeras y compañeros sindicalistas. Ahora, más que nunca, es el momento de mostrar nuestra solidaridad con su lucha.