Home

Fonterra Australia es multada por la muerte de un trabajador atropellado

6 February 2012 News
Printer-friendly version

Fonterra Australia fue condenada y multada por el Tribunal del Condado de Melbourne a pagar 300.000 dólares en octubre de 2011 por la muerte de un trabajador debido a las prácticas de almacenamiento inseguras en la planta de quesos en septiembre de 2009.

En la planta de Stanhope, Victoria, Fonterra estaba operando con un sistema no seguro de  apilamiento de bolsas de sal a granel, lo cual provocó la muerte del conductor de montacargas de 52 años John Harrap.

El juez del Tribunal del Condado dijo que el sistema es inherentemente inseguro debido a que cualquier perforación o movimiento de las bolsas genera inestabilidad y algunos empleados de Fonterra se negaban a caminar entre los pallets por temor a ser aplastados.

Agregó que fue recién después de la muerte del hombre que se implementó un sistema de estanterías seguras y se estableció un procedimiento por escrito.

Esta no es la primera incidencia de culpabilidad en la trayectoria de Fonterra en materia de medidas de seguridad. Apenas un mes antes, en agosto de 2009, un trabajador de un contratista murió en una planta de Fonterra en Nueva Zelanda. Falleció aplastado mientras trabajaba en el hueco de un ascensor en la planta de Fonterra de Southland.

Hubo otro accidente fatal en New Plymouth, donde Theodorus (Theo) Rangihuna Blake, de 52 años, fue aplastado en una prensa paletizadora hidráulica en la planta Whareroa de Fonterra, al sur de Hawera, el 17 de enero de 2009 y murió a causa de lesiones en la cabeza y el pecho. Fonterra fue multada con 73.000 dólares y se le ordenó pagar 116.000 dólares a la familia del trabajador fallecido en la planta de Whareroa .

El Tribunal de Distrito de Hawera se enteró de que había habido dos accidentes anteriores que llevaron a Fonterra a redactar un informe de seguridad sobre la paletizadora donde se evaluaba el riesgo como "potencialmente mortal" y se incluyeron recomendaciones como protección de la maquinaria.
Teniendo en cuenta la preocupante cantidad de accidentes mortales en sus plantas, Fonterra Cooperative Group debería adoptar todas las medidas posibles para garantizar mejor la seguridad de todos los empleados y empleadas.

La UITA y sus organizaciones afiliadas en  Fonterra exhortan a la compañía a participar en un diálogo serio con los sindicatos sobre las medidas de salud y seguridad en todas sus operaciones y poner más medidas en los convenios colectivos que regulan las normas sobre mejores prácticas de seguridad.