Home

Dirigentes sindicales despedidos por Mondelez de Egipto, se reúnen en Ginebra con la UITA, sindicatos suizos y periodistas internacionales

4 June 2013 Feature
Printer-friendly version

Dos de los miembros fundadores del sindicato independiente creado el año pasado y luego reprimido brutalmente en la planta Cadbury de Mondelez en Alejandría, Egipto, viajaron a Ginebra para asistir, el 30 de mayo, a una sesión especial del Comité Ejecutivo. En el curso de la misma describieron sus experiencias en la lucha por derechos laborales y democráticos, iniciada con el derrocamiento de Mubarak.

Hussein Ahmed y Nasr Awad relataron a los miembros del Comité Ejecutivo cómo el régimen de Mubarak explotaba a los trabajadores/as para fomentar la inversión extranjera en base a bajos salarios y una fuerza laboral sin derechos. El levantamiento democrático inspiró a los trabajadores/as a exigir sus derechos en el lugar de trabajo, pero el nuevo gobierno está resistiendo estos reclamos con los mismos métodos que el viejo régimen. El CE aceptó la afiliación del sindicato Cadbury durante la reunión y confirmó su apoyo a la campaña mundial por derechos sindicales y reconocimiento en Mondelez.
A los sindicalistas antes mencionados debían haberse agregado representantes del sindicato tunecino UGTT de SOTUBI, la empresa conjunta de galletas de Mondelez, pero a último momento el gobierno suizo negó las visas al actual secretario sindical general y al anterior, respectivamente, Ghaith Nafti y Zied Naloufi. La UITA está protestando contra esta negativa de las autoridades suizas, al considerarla una grave violación de la libertad sindical.

Los dos sindicalistas llevaron su mensaje a una reunión auspiciada esa tarde por Unia –la afiliada suiza de la UITA– organizada en conjunto con UITA en el marco del permanente apoyo de Unia hacia la UGTT y las fuerzas democráticas de Túnez. Muchos de los participantes de la reunión se sintieron sorprendidos al saber que Mondelez es propietaria de la icónica marca Toblerone e indignados ante el comportamiento de la compañía en Egipto y Túnez. Los sindicalistas de Cadbury dijeron a los presentes en la reunión, que las personas que combatieron al régimen de Mubarak nunca aceptarán un régimen Mondelez, ni lugares de trabajo autoritarios de otros empleadores, y continuarán luchando por sus derechos.

Al día siguiente, el Secretario General de la UITA, Ron Oswald, y los sindicalistas egipcios hablaron en una conferencia de prensa en el club internacional de la prensa de Ginebra, donde Oswald instó a la dirección empresarial de Mondelez a explicar la negativa de la misma a hablar con la UITA o tan siquiera acusar recibo de sus comunicados. La UITA y sus miembros, explicó Oswald, no permitirán que Mondelez sofoque la lucha fundamental por derechos democráticos causando dificultades a miembros y dirigentes sindicales.

Por la conferencia de prensa, pulse aquí.