Home

Heinz: ¡Detener la guerra en el empleo! Los miembros de la UITA se comprometen al apoyo mutuo en la lucha por el empleo sostenible

26 March 2014 News
Printer-friendly version

El encuentro internacional de sindicatos de Heinz tuvo lugar en Pittsburgh, EE.UU. los días 13 y 14 marzo de 2014 por iniciativa y con el apoyo de la United Food and Commercial Workers' Union, afiliada a la UITA. 25 participantes de EE.UU., Canadá, Reino Unido, Bélgica, Países Bajos y Ucrania discutieron las maneras de desarrollar la coordinación y la construcción de redes de solidaridad para hacer frente a las medidas de reestructuración puestas en marcha por la nueva dirección de la empresa después de la adquisición de Heinz por 3G Capital y Berkshire Hathaway.

Los sindicatos de Nueva Zelanda fueron capaces de presentar en línea, un informe sobre las actividades del Grupo de Coordinación de Trans Tasman Union. Se organizó una sesión por separado en línea con los representantes sindicales de Bélgica, donde Heinz anunció recientemente el cierre de su fábrica de salsa de tomate (ketchup) en Turnhout y la transferencia de la producción a una planta no sindicalizada.

En la reunión se concluyó que la empresa no sólo tiene como objetivo reducir el número de centros de producción, sino también reducir el número de trabajadores en las plantas existentes mediante la combinación de puestos de trabajo y el aumento de la carga de trabajo de cada empleado. El cambio de naturaleza de la empresa fue claramente ilustrado por el hecho de que Heinz ni siquiera tienen más producción en su sede - Pittsburgh - donde su valiosa contribución a la economía local ya sólo queda en el centro de la historia de Heinz y pertenece a la historia. La nueva era de Heinz, que comenzó con la pérdida de su cotización en el mercado de valores después de la adquisición por parte de las instituciones financieras privadas, se caracteriza por la eliminación de casi el 10% del empleo en el primer año y tiene previsto continuar con la misma velocidad.

En la reunión se estudió la situación actual de la empresa, su rol en la industria mundial de alimentos y de suministros, condenó enérgicamente las decisiones de cierre de centros de producción rentables y se ha comprometido a apoyar a los trabajadores en Turnhout, Bélgica. La secretaría de la UITA recibió el mandato de continuar con el trabajo de investigación y la organización de conferencias en línea sobre una base regular.