Home

La fusión de Heinz representa aceleradas pérdidas de empleo para trabajadores y trabajadoras de Kraft

30 March 2015 Feature
Printer-friendly version

Trabajadoras y trabajadores del Grupo Kraft Foods pueden anticipar sustanciales pérdidas de empleo tras anuncio de fusión con Heinz el 25 de mayo, para crear la quinta mayor compañía mundial de alimentos: Kraft Heinz. Hace dos años, Berkshire Hathaway, de Warren Buffett,  se asoció con 3G Capital, de Brasil, en la compra de Heinz financiada por terceros, durante los primeros 20 meses con sus nuevos dueños, Heinz eliminó 7.400 puestos de trabajo en todo el mundo - el 23% de la fuerza laboral mundial - a través de cierres, reestructuración y precarización.

Con la fusión, Heinz será propietaria del 51 % de la nueva empresa, y los accionistas de Kraft serán los propietarios del 49 %. Los datos financieros nunca van a ser dados a conocer totalmente debido a la propiedad privada de Heinz, pero de acuerdo con el Financial Times, el acuerdo implica una deuda de 28000 millones de dólares, poco menos que los ingresos anuales por ventas de las dos compañías combinadas.

El vínculo con Heinz representa para Kraft el trampolín mundial que perdió cuando la antigua Kraft Foods Inc se dividió en dos: North American Kraft Foods Group y la empresa mundial de bocadillos Mondelez. Pero con esa separación, Mondelez se quedó con las marcas con mayor potencial de crecimiento internacional. Los productos de Kraft tienen limitado atractivo fuera de América del Norte, y las ventas en el mercado interno han estado bajando.

"Cada vez que se juntan dos grandes sociedades anónimas, existen sinergias naturales y oportunidades de eficiencia inherentes a la unión", dijo Alex Behring, presidente de la junta directiva de Heinz  y socio gerente de 3G Capital, quien se convertirá en CEO de la nueva compañía, cuando los accionistas de Kraft y las autoridades reguladoras aprueben el acuerdo  a finales de este año. La fusión dará a las compañías combinadas más poder de negociación con minoristas y proveedores, pero la mayor "sinergia" en la proyección de ahorro de costos de 1500 millones de dólares será, por supuesto, recortes de puestos de trabajo.

3G incorporó una cervecera brasileña a la gigante mundial AB InBev a través de una despiadada reducción de costos, y logró lo que parecía imposible que fue extraer más dinero todavía que Burger King (en inglés) cuando se hizo cargo en lugar de los anteriores propietarios de capital privado. Heinz había estado recortando puestos de trabajo constantemente y aumentando dividendos para complacer a los mercados financieros desde antes de la compra 2013. Con 3G, el proceso fue a toda marcha.

¿Cuántos recortes de empleo se necesitan para ahorrar 1500 millones de dólares por año? Trabajadores y trabajadoras tienen que estar preparados para difíciles negociaciones con duros nuevos jefes.