Publicado: 07/10/2022

Sindacato di strada lucha contra el fascismo

Hace un año, fuimos testigos del vil ataque a la sede de nuestra confederación, la CGIL, en Roma, uno de los ataques más fascistas y devastadores de la República Italiana. Fue un ataque no sólo contra el mayor sindicato de Italia y Europa, sino también contra todos los trabajadores y trabajadoras y las personas que la CGIL representa y protege.

Nuestro país se enfrenta actualmente a una alarmante deriva de la ideología de extrema derecha. En Italia se está creando un clima preocupante. Nuestros problemas: el trabajo, la vivienda y los derechos sociales se utilizan constantemente para alimentar la ira de la gente. Los sindicatos son señalados por la extrema derecha como la causa de las dificultades sociales y económicas. Nuestro presente, nuestro futuro y nuestra historia nos confían una gran responsabilidad. Debemos estar disponibles para representar a trabajadores y trabajadoras en su lucha diaria. Debemos escucharles, luchar junto a ellos y comprender su frustración.

No podemos ser sólo una democracia de primera línea. Debemos ser proactivos en el campo de batalla democrático.

La FLAI está más comprometida que nunca no sólo con la defensa de los derechos de trabajadores y trabajadoras, sino también con el crecimiento del movimiento para incluir a los que todavía están fuera de la tienda tradicional del sindicato, especialmente el gran número de migrantes trabajadores y trabajadoras en el sector agroalimentario. Hemos elegidoel "sindacato di strada" o "el sindicato en la calle" como nuestra principal estrategia de acción para mantenernos cerca de los trabajadores y trabajadoras dondequiera que estén: en las granjas, en los viñedos, en las tiendas, en cualquier lugar.

Estamos firmemente convencidos de que este enfoque, junto con la negociación colectiva, es la clave para permanecer junto a los trabajadores y trabajadoras a los que representamos, así como a los que aspiramos a representar, y para luchar contra la creciente marea del fascismo.

 

Estamos firmemente convencidos de que este enfoque, junto con la negociación colectiva, es la clave para permanecer junto a los trabajadores y trabajadoras a los que representamos, así como a los que aspiramos a representar, y para luchar contra la creciente marea del fascismo.
Giovanni Mininni, Secretario General de la FLAI-CGIL