Publicado: 03/06/2022

El ilegítimo régimen militar de Myanmar ha intentado ocultar la verdad y engañar al pueblo de Myanmar sobre su situación en la Conferencia Internacional del Trabajo con un comunicado de prensa en el que se da a entender la participación del régimen a través de la asistencia a una reunión de ministros de trabajo de los miembros no alineados celebrada junto con los actos de la conferencia. La brutal represión de la libertad de expresión, la censura y las detenciones de periodistas independientes por parte de la Junta Militar permiten al Consejo de Administración del Estado (SAC) propagar estas mentiras a través de los medios de comunicación controlados por el Estado.

Esta es la verdad sobre la situación de Myanmar en la OIT:

  • Por segundo año consecutivo, la OIT ha rechazado las credenciales del Gobierno militar de Myanmar; el 2 de junio, la Comisión de Credenciales de la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) decidió que "ningún delegado de Myanmar sería acreditado en la CIT de 2022"
  • La comisión señaló además que "no se han cursado invitaciones a Myanmar para asistir a ninguna reunión de la OIT desde la decisión de la CIT de 2021 de denegar la acreditación"
  • La comisión también señaló que el Consejo de Administración de la OIT "deploró la falta de progreso hacia el respeto de la voluntad del pueblo, las instituciones y los procesos democráticos" y toma nota de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que condenó el golpe militar y "pidió a las fuerzas armadas de Myanmar que pusieran fin a la declaración de la ley marcial y volvieran a la transición democrática en Myanmar y pusieran fin a toda obstrucción al proceso democrático en Myanmar"

La UITA respalda la resolución del Consejo de Derechos Humanos y pide que se siga excluyendo al Gobierno de Myanmar de las instituciones de la ONU hasta que prevalezca la democracia y se respeten los derechos democráticos.

La Secretaria General de la UITA Sue Longley declaró: "La UITA se solidariza con todos los trabajadores y trabajadoras y sus sindicatos que sufren violaciones extremas de sus derechos a manos de las fuerzas armadas. Lloramos a los que han perdido la vida y pedimos la liberación de los encarcelados por defender sus derechos."

La UITA se solidariza con todos los trabajadores y trabajadoras y sus sindicatos que sufren violaciones extremas de sus derechos a manos de las fuerzas armadas. Lloramos a los que han perdido la vida y pedimos la liberación de los encarcelados por defender sus derechos.
Sue Longley, Secretaria General de la UITA