Publicado: 23/04/2010
English

La carga de trabajo no es lo único que ha aumentado en Nestlé Waters Direct en Domodedovo, Rusia. El sindicato de Domodedovo trabajadores y trabajadorasve una conexión directa entre el brutal aumento de las horas de trabajo y los 6 accidentes de tráfico que se han producido en otros tantos meses, 3 de ellos en una sola semana reciente.

 

Desde que la empresa cerró uno de sus tres almacenes de distribución en la región de Moscú en noviembre de 2008, son necesarias jornadas de 12 horas, e incluso de 15-16, para alcanzar un nivel de remuneración razonable en un sistema que exige a los conductores cargar y entregar a mano botellas de agua de 20 kilos para hasta 36 entregas diarias distintas (pulse aquí para ver los antecedentes). Con este sistema de compensación, no hay pago de horas extras - es estrictamente a destajo más bonificación. Algunos de los conductores que se han afiliado al sindicato han sido reasignados a vehículos más pequeños, lo que les dificulta o imposibilita cumplir con sus cuotas, por lo que salen a hacer sus rondas en vehículos de tamaño insuficiente, con toneladas de carga suelta.

 

El 5 de abril se produjo un accidente con un camión cargado con 180 botellas de agua, cuando las normas de seguridad establecen un máximo de 140. La explicación oficial es que el conductor del reparto superaba el límite de velocidad. El trabajadores y trabajadoras dice que el estrés y los vehículos sobrecargados son una receta para los accidentes.

 

El 6 de abril se produjo otro accidente por un fallo en los frenos. Según el sindicato, el exceso de velocidad hace que hasta la mitad de los vehículos salgan del depósito con problemas mecánicos.

El 12 de abril, el vehículo de servicio del conductor Dmitry Kotelniko fue aplastado en una colisión casi mortal con un vehículo de carga pesado. Inconsciente durante 48 horas, permanece en cuidados intensivos con graves lesiones en la cabeza. Aunque el accidente sigue siendo objeto de investigación oficial, el sindicato cree que fue el resultado de la caótica programación resultante de la eliminación de la mitad de los expedidores, dejando a los supervivientes para hacer el doble de trabajo. El día del accidente, la ruta del conductor estaba ocupada con entregas locales en Domodedovo y una única entrega más larga de decenas de kilómetros en cada sentido hasta Moscú, el trayecto que le llevó a cuidados intensivos.

 

Desde su formación el año pasado, el sindicato ha exigido sin éxito negociaciones sobre los horarios de trabajo, las horas extraordinarias y la paga extra. Nestlé ha respondido con asignaciones de trabajo punitivas, recortes salariales y el despido del vicepresidente del sindicato.

 

HAGA CLIC AQUÍ PARA ENVIAR UN MENSAJE A LA DIRECCIÓN DE NESTLE EN RUSIA Y SUIZA: ¡DETENGA LA PRESIÓN DE NESTLE!