Home

Un Mensaje para el 1º de Mayo

28 April 2017 Editorial
Versión para impresora

El 1º de Mayo, que se originó con la pugna de los trabajadores/as de EE.UU. por una jornada de 8 horas, se celebra a lo largo del mundo desde 1890 como el Día Internacional del Trabajo. Su fuerza reside en el carácter universal: es la fecha cuando los trabajadores/as en todo el mundo anuncian su compromiso de luchar juntos por objetivos comunes.

El 1º de Mayo ha sido reprimido, proscripto y cubierto de sangre; ha sido asimilado y apropiado como un ornamento simbólico por dictadores y regímenes autoritarios en guerra con el movimiento laboral, o convertido en un feriado bancario inofensivo. A pesar de esto, la fuerza laboral celebra el 1º de Mayo con confianza en sí misma, porque sabemos que la sociedad se apoya en nuestra energía, nuestros ojos, manos, mentes y espaldas.

Es en esa jornada cuando insistimos que el trabajo digno, la salud, los alimentos, la vivienda, el agua, la educación y la expresión cultural constituyen derechos y no privilegios que aspiramos gozar. Nunca ha sido un día en el cual nos acercamos tímida y humildemente a jueces y carceleros o a cónclaves de ministros de finanzas para convencerlos que las organizaciones sindicales ayudan a la economía o a rogarles un poco más de diálogo, por favor. Es un día cuando declaramos  no solamente que es posible un mundo mejor, sino que no aceptaremos nada menos.

El 1º de Mayo es la fecha cuando celebramos nuestro pasado, presente y futuro al reivindicar nuestros derechos y nuestra voluntad de luchar por ellos. Festejemos el 1º de Mayo del 2017 en alta voz y orgullosamente.