Home

Con la nueva ley de igualdad de remuneración de Islandia, los empleadores tienen que demostrar cumplimiento o enfrentar multas

26 January 2018 News
Versión para impresora

La discriminación salarial por género es ilegal desde hace mucho tiempo en Islandia, como lo es en muchos países del mundo. Pero la brecha salarial de género persiste. Con la ley de igualdad salarial  (en inglés) que entró en vigencia el 1º de enero, las empresas empleadoras ahora deben demostrar que están pagando salarios iguales por el mismo trabajo o por trabajo de igual valor y pueden ser multados por incumplimiento.

La ley exige que todas las empresas con 25 empleados o más a tiempo completo obtengan un certificado de pago igualitario cada tres años, según las pautas elaboradas conjuntamente por la confederación sindical, los empleadores y los ministerios de trabajo y hacienda. Las empresas no solo deben demostrar que han analizado sus estructuras salariales, sino que han formalizado en la práctica el proceso para garantizar que no haya discriminación. Las empresas empleadoras que no cumplan se enfrentan a multas diarias acumulativas.

Expertos del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos y el Grupo de Trabajo sobre la Discriminación contra la Mujer en la ley y en la práctica acogieron con satisfacción la legislación como un ejemplo del «papel fundamental que los Estados pueden y deben desempeñar al emplear herramientas innovadoras para garantizar que las empresas respeten los derechos humanos de las mujeres» y agregaron que «la acción de Islandia está en línea con sus obligaciones internacionales de derechos humanos».