Home

Violaciones de los derechos sindicales en América del Norte

11 June 2015 News
Printer-friendly version

BCTGM, afiliada a la UITA de América del Norte, que representa unos 4.000 trabajadores y trabajadoras de Nabisco, informa ataques a los derechos sindicales en plantas de Mondelez.
Mondelez ha intentado impedir el acceso de dirigentes sindicales electos a las plantas donde trabajan sus miembros, en violación de los derechos establecidos en los convenios colectivos y en la ley laboral federal de Estados Unidos. La dirección insiste en que el sindicato le informe qué oficiales quieren acceder, con quién van a hablar y de qué van a hablar, y en imponer escoltas de la dirección como condición para el acceso, que está garantizado por ley.

Además, Mondelez trata de eludir el rol de los dirigentes sindicales en los procedimientos de agravio e incluso ha propuesto procedimientos de agravio por videoconferencia (¡supuestamente para reducir los gastos de viaje!). El sindicato ha dejado en claro su firme oposición a cualquier forma de videoconferencia o grabación de las reuniones como una violación del debido proceso y de los derechos fundamentales.

BCTGM participa en impugnaciones judiciales frente a la introducción unilateral de Mondelez de planes de productividad de Lean Six Sigma por eludir y socavar el papel del sindicato en la negociación de prácticas laborales.

Los comentarios del sindicato de que "todas estas acciones agresivas y antagónicas de Mondelez contra su fuerza laboral sindicalizada van en contra de las anteriores prácticas de larga data y menoscaban décadas de una relación de negociación colectiva constructiva de la que se ha beneficiado en gran medida la empresa y sus trabajadores y trabajadoras".
Mondelez también está intensificando la presión sobre los sindicatos para cumplir su objetivo prometido de 4.000 recortes de empleos a nivel mundial como parte del esfuerzo frenético por aumentar considerablemente los márgenes (¡frente a ventas estancadas o en declive!) y devolver dinero a los accionistas.

En mayo, Mondelez anunció una nueva ronda de despidos en América del Norte, pero con un giro. La compañía invirtió cerca de 500 millones de dólares para construir una nueva planta en Salinas, México y en 2013 había asegurado al sindicato que los productos elaborados allí no estaban destinados al mercado estadounidense. En mayo de 2015, Mondelez dijo que estaba dispuesta a invertir 130 millones de dólares en nuevas líneas en América del Norte, pero no había decidido, dijo, si la inversión sería en Salinas o en Chicago. Mondelez dijo a los representantes de BCTGM que si la empresa realiza la inversión en Salinas, 600 puestos de trabajo de BCTGM en Chicago serían eliminados.  Y pese a que los trabajadores y trabajadoras de Chicago generaronn 46 millones de dólares en ahorros anuales, la empresa eliminaría al menos 300 de sus puestos de trabajo.

BCTGM reaccionó con la siguiente declaración:  "Esta exigencia cínica y falsa de Mondelez es una afrenta a la dignidad y al respeto de trabajadores y trabajadoras que han dedicado décadas de trabajo a hornear los famosos productos de calidad mundial que generaron ganancias y construyeron la empresa."

El sindicato denunció tácticas cínicas de la compañía en un comunicado de prensa de 15 de mayo.  Mondelez sigue embistiendo con despidos y reestructuraciones en todo el mundo. El 21 de mayo, Mondelez anunció la eliminación de 80 puestos de trabajo - 20% de la fuerza laboral - en la histórica fábrica de Cadbury en Claremont, Australia.

Los trabajadores y trabajadoras de Mondelez están pagando un precio cada vez más alto por el impulso de la compañía para obtener ganancias financieras a corto plazo. La remuneración total de la CEO Irene Rosenfeld en 2014 saltó más de un 50%, llegando casi a 21 millones de dólares. Brian Gladden, que recién se incorporó a Mondelez como Director Financiero en octubre, recibió 6,1 millones. Estos enormes premios en efectivo vienen a pesar de una disminución general del 5,6% en los ingresos netos de la compañía en 2014.

Mondelez está luchando para entregar efectivo instantáneo a sus mayores accionistas. La experiencia nos muestra cómo el impulso por la reducción de costos se puede traducir en ataques a los derechos sindicales básicos. Los sindicatos de Mondelez tendrán que estar preparados para defender sus derechos frente a una empresa que se propone grabar reuniones sobre agravios y pretende que la dirección acompañe a los dirigentes sindicales en las conversaciones con sus miembros.

La UITA solicita a sus organizaciones afiliadas que compartan noticias en sus lugares de trabajo y la información recibida a nivel nacional.