Home

Representantes políticos de Pensilvania desafían a Mondelez a participar en reunión pública sobre amenaza de cierre de fábrica de galletas de Filadelfia

20 November 2013 News
Printer-friendly version

Los Congresistas del Estado de Pensilvania, Brendan Boyle y Kevin Boyle exhortaron a Mondelez, públicamente, a reunirse con ellos, con los trabajadores y representantes de la comunidad, a fin de discutir el futuro de la amenazada fábrica de galletas de Filadelfia. El 6 de noviembre, los trabajadores/as de la planta fueron citados a una reunión sorpresiva y, en esencia, se les dijo que se preparan para la clausura (en inglés), con una pérdida de hasta 375 empleos. En una declaración realizada el 13 de noviembre, los dos Representantes dijeron "Exhortamos a la dirección de Mondelez Internacional, en especial a su Presidente Irene Rosenfeld, a comprometerse a participar en una asamblea pública con nosotros, sus empleados y los ciudadanos en general, para escuchar sus inquietudes y debatir abiertamente lo que proyectan hacer. Sus empleados/as no merecen menos". Mike Stack, Senador del Estado también ha manifestado su apoyo.

 

El mismo día, se informó a los trabajadores de Mondelez Filadelfia que probablemente los puestos de trabajo fueran trasladados a México, Irene Rosenfeld dijo a los inversores en una teleconferencia: (en inglés)

Las galletas, hasta la fecha, se incrementaron 7,5%. En mercados emergentes, el volumen total de ingresos aumentó 11% a pesar del pobre desempeño de China. En mercados desarrollados, los réditos subieron 6% impulsados por un enérgico crecimiento tanto en América del Norte como en Europa. El rendimiento accionario del segmento galletas fue tremendo con más de 75% de ingresos en mercados clave, ganando o manteniendo su participación. Nuestras ‘Power Brands’ crecieron cerca del 12%, lideradas por Oreo, belVita, Tuc, Club Social, Barni y Chips Ahoy!

Rosenfeld agregó: "También hemos autorizado un programa de recompra  de acciones de US$ 6.000 millones e incrementado nuestro dividendo trimestral. De hecho, en este año hemos devuelto alrededor de US$ 1.500 millones a nuestros accionistas".

¿Se comprometerá Mondelez a hablar en público con los trabajadores/as y ciudadanos de Filadelfia? Si así fuera, ¿habrá algo en la agenda además de posibles exoneraciones fiscales? Los antecedentes no son muy alentadores. Rosenfeld rechazó en dos oportunidades pedidos de entrevistas por parte del Parlamento del RU en relación con la compra agresiva de Cadbury, incluso una propuesta de videoconferencia. Mondelez ha rechazado un ofrecimiento del gobierno de EEUU para facilitar conversaciones con la UITA respecto a las acusaciones de violación de derechos humanos en Egipto y Túnez. ¿Continuará escondiéndose Mondelez?