La defensa de los derechos democráticos y la lucha por la ampliación de los mecanismos de control democrático para trabajadores y trabajadoras y sus sindicatos, sustentan todos los aspectos del trabajo de la UITA. La UITA continuará:

  • Defender el movimiento sindical contra todos los intentos de los gobiernos y los empresarios de restringir los derechos sindicales, incluido el derecho de huelga, y de comprometer la independencia sindical

  • Construir alianzas estratégicas dentro del movimiento obrero y de la sociedad civil en general para defender y avanzar en la realización de toda la gama de derechos humanos y libertades democráticas

  • Oponerse y luchar para revertir la erosión del control soberano y democrático y la transferencia del poder de decisión de las instituciones democráticas al capital transnacional y a los organismos que no rinden cuentas, que son el núcleo del movimiento neoliberal

  • Luchar activamente a todos los niveles, junto con los sindicatos y los movimientos de la sociedad civil que comparten nuestros objetivos, por la aplicación de políticas que reviertan el crecimiento de la desigualdad, la concentración de la riqueza y el poder y la privatización y destrucción de los bienes y servicios públicos, que están alimentando en todas partes el auge de una derecha nacionalista, racista y xenófoba que es fundamentalmente hostil a los objetivos y valores del movimiento obrero.

Principales avances